“Con corazón de Padre”. El Papa Francisco convoca un año jubilar en honor a San José

«CON CORAZÓN DE PADRE: así José amó a Jesús, llamado en los cuatro Evangelios «el hijo de José»». El Papa Francisco comienza con estas incisivas palabras su Carta Apostólica, Patris Corde, publicada con motivo del 150 aniversario del decreto Quemadmodum Deus, con el que el Beato Pío IX declaró el 8 de diciembre de 1870 a San José, patrón de la Iglesia Católica. Y para celebrar dignamente el aniversario, el Santo Padre también ha anunciado un año jubilar especial en honor a San José. La noticia también llenó de alegría y satisfacción a la Congregación Salesiana, que cuenta con el Artesano de Nazaret, entre sus patrones.

En la carta Patris Corde, el Papa comparte «algunas reflexiones personales sobre la figura extraordinaria» de San José, reflexiones que la pandemia motiva aún más a difundirlas. La crisis generada por Covid-19 ha puesto de relieve, de hecho, que nuestras vidas están tejidas y sostenidas por personas comunes —corrientemente olvidadas— que no aparecen en portadas de diarios y de revistas, ni en las grandes pasarelas del último show pero, sin lugar a dudas, están escribiendo hoy los acontecimientos decisivos de nuestra historia. Es decir, personas como San José, «el hombre que pasa desapercibido, el hombre de la presencia diaria, discreta y escondida», aunque el suyo fue «un protagonismo sin igual en la historia de la salvación».

A continuación, el Papa enumera los múltiples rasgos peculiares que hacen del esposo de la Virgen María un modelo de padre para la humanidad: padre amado, padre en la ternura, padre en la obediencia, padre en la acogida, padre en la valentía creativa, padre trabajador, padre en las sombra…

«El mundo necesita de padres», vuelve a afirmar el Pontífice, y de ahí esta especial referencia del Papa a la figura de San José, «Un padre que es consciente de que completa su acción educativa y de que vive plenamente su paternidad sólo cuando se ha hecho ‘inútil’, ”y que “que siempre supo que el Niño no era suyo, sino que simplemente había sido confiado a su cuidado”.

«En cierto sentido, todos nos encontramos en la condición de José: sombra del único Padre celestial, que «hace salir el sol sobre malos y buenos y manda la lluvia sobre justos e injustos» (Mt 5,45); y sombra que sigue al Hijo”.

En apoyo de la carta Patris Corde, el Santo Padre también promulgó un decreto para conceder el don de indulgencias especiales con motivo del Año de San José (8 de diciembre de 2020-2021) a todos los fieles que reciten «cualquier oración o acto de piedad en honor a San José, especialmente en las celebraciones del 19 de marzo y 1 de mayo, en la fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José, en el domingo de San José (según la tradición bizantina), el 19 de cada mes y miércoles, día dedicado a la memoria del Santo según la tradición latina”.

Fuente: https://www.infoans.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.