Institución de 12 acólitos en la diócesis de Charlotte -EEUU-, varios iberoamericanos

Doce hombres dieron un paso adelante en su formación para el diaconado permanente el sábado 15, al ser instituidos como acólitos por el Obispo Peter Jugis durante una Misa especial en la Catedral San Patricio.Durante la Misa, los diáconos permanentes de la Diócesis de Charlotte se reunieron para renovar sus promesas de ordenación, una celebración anual que fue más sobria este año debido a restricciones de salud pública.

Los hombres instituidos como acólitos son Joseph Becker, Eduardo Bernal, Carl Brown, Margarito Franco, Charles Hindbaugh, Todd Labonte, John Langlois, Thomas Martin, Richard Michaels, Francisco Piña, Herbert Quintanilla y Joseph Smith. Un decimotercer candidato, William Melton Jr., será instituido posteriormente.

Como acólitos, se les confían los deberes de asistir al altar, ayudar al diácono y al sacerdote en Misa y distribuir la Sagrada Comunión como ministros extraordinarios.

Durante la Misa, los candidatos se sentaron socialmente distanciados en un lado de la Catedral, con más de 20 diáconos permanentes haciendo lo mismo al otro lado del pasillo. En circunstancias normales, la catedral hubiera estado llena de diáconos, candidatos con sus esposas y familias, ya que los diáconos permanentes de la diócesis, así como sus esposas, renovaron su compromiso de servir a la Iglesia.

Durante el rito, los 12 candidatos vestidos con albas blancas se acercaron uno a uno al altar y arrodillaron ante el obispo. Él puso un ciborium en las manos de cada candidato y dijo: “Toma este recipiente con pan para la celebración de la Eucaristía. Haz que tu vida sea digna de tu servicio en la mesa del Señor y de Su Iglesia”. A lo que ellos respondieron: «Amén».

En su homilía, el Obispo Jugis instó a los candidatos a diácono a acercarse a la Eucaristía en su vida diaria.

“Es un gran día para celebrar la institución al ministerio de acólito, para estar al servicio de la Sagrada Eucaristía”, dijo, en la fiesta de la Asunción, cuando María fue llevada al cielo en cuerpo y alma. Su Asunción es un recordatorio que «también nosotros, como pecadores que somos, tenemos a Jesucristo, de la vida eterna más allá de la tumba y resurrección de entre los muertos, y la gloria del cielo mediante la Eucaristía».

El Obispo Jugis les dijo a los hombres que estaban recibiendo una gracia especial al ser instituidos formalmente como acólitos de la Iglesia. “Deben cultivar esa gracia a través de la amistad íntima con Jesús en la Eucaristía”, les aconsejó.

«Hay una realidad más allá de lo que podemos ver con nuestros ojos y tocar con nuestras manos, y la Presencia Real de Cristo en la Eucaristía es una verdad», dijo el Obispo Jugis. “Nuestra fe nos abre una auténtica realidad más allá de las apariencias. Los Apóstoles conservaron cuidadosamente las palabras de Jesús y la intención y diseño en la Última Cena respecto a la Eucaristía y fielmente transmitieron esto a la Iglesia. Y la Iglesia, a su vez, ha sido igualmente fiel en preservar lo que ha recibido del Señor mismo: ‘Este es mi Cuerpo, Esta es mi Sangre’”.

081520 acolytes El Obispo Jugis animó a los nuevos diáconos «a que vayan a la iglesia con frecuencia para orar ante el tabernáculo, especialmente cuando si su parroquia cuenta con una exposición del Santísimo Sacramento».

El Obispo Jugis luego se dirigió a quienes observaban la Misa de manera presencial y online: “Incluso me gustaría que todos los ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión en nuestras parroquias se tomaran un tiempo para orar ante el tabernáculo y estar presentes en la Exposición y Adoración Eucarística, e incluso comprometerse a tomar una o dos horas cada semana en una de nuestras capillas de Adoración Perpetua en la diócesis.

“Los ministros extraordinarios no son meros funcionarios que sólo se presentan a distribuir la sagrada forma”, continuó. «Todos debemos cultivar un amor y una espiritualidad más profundos por la Sagrada Eucaristía».

Las restricciones de salud pública vigentes debido a la pandemia de COVID-19 han ayudado a todos a darse cuenta de “cuánto anhelamos el Pan de Vida y cuánto necesitamos la Eucaristía para nuestro crecimiento en santidad”, agregó.

Volviéndose nuevamente a los 12 hombres, dijo: «Como acólitos, vivan el ejemplo de amor que celebramos en el sacrificio del Señor en el altar».

Luego leyó el texto oficial del rito del Acólito, diciendo:

“Queridos hijos en Cristo, como personas elegidas para el ministerio de acólito tendrán un papel especial en el ministerio de la Iglesia. La cumbre y fuente de vida de la Iglesia es la Eucaristía, que edifica y hace crecer la comunidad cristiana».

“Es su responsabilidad ayudar a los sacerdotes y diáconos en el desempeño de su ministerio y, como ministros especiales, dar la Sagrada Comunión a los fieles en la liturgia y a los enfermos. Debido a que está especialmente llamado a este ministerio, debe esforzarse por vivir plenamente el sacrificio del Señor y ser moldeado perfectamente a su semejanza”.

081520 Acolytes 1“Deben procurar comprender el profundo significado espiritual de lo que hacen, de modo que puedan ofrecerse diariamente a Dios como sacrificios espirituales aceptables para Él por medio de Jesucristo.

“Al llevar adelante su ministerio, tenga en cuenta que, al compartir el único Pan con sus hermanos y hermanas, formará un solo cuerpo con ellos. Muestre un amor sincero por el Cuerpo Místico de Cristo, el pueblo santo de Dios, y especialmente por los débiles y enfermos”.

“Sean obedientes al mandamiento que el Señor dio a Sus Apóstoles en la Última Cena: ‘Amaos unos a otros como yo también os he amado’”.

Los 13 candidatos están programados para ser ordenados al diaconado permanente en 2021.

— SueAnn Howell, reportera senior

Para mayor información
081420 Deacons 1Obtenga más información sobre el diaconado permanente en la Diócesis de Charlotte, en https://charlottediocese.org/permanent-diaconate/.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.