Saltar al contenido

El Obispo diocesano, Mons. Mario Moronta, se reunió junto a su presbiterio para reflexionar y compartir experiencias de la vida eclesial. Las reuniones se efectuaron por grupos en las parroquias Don Bosco de Táriba, San José Obrero en Torbes, y El Señor de los Milagros en Cuesta del Trapiche.

La primera parte del encuentro se centró en el tema del Diaconado Permanente, ya que en esta Iglesia local hace algunas semanas inició el proceso formativo de un grupo de hombres, algunos casados, llamados por la Iglesia a ejercer en el futuro este ministerio. Monseñor Mario Moronta explicó que “para vivir y entender que la Iglesia es ministerial, se puede contemplar la experiencia de Cristo Sacerdote, quien delegó misterios a los discípulos para que su mensaje llegara a los confines de la tierra”. Añadió que “la Iglesia es inminentemente comunión y unidad, desde esta perspectiva entendemos su ministerialidad”.

Por J-12-M

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *