Santos diáconos mes de Julio

San Irineo de Chiusi, mártir, 3 de julio

Fue un diácono apresado en compañía de una dama romana llamada Mustiola, acusados de dar speultura a los cristianos martirizados, Fueron muertos a azotes en Chiusi, en Toscaza, bajo el imperio de Aureliano, en el año 273

San Atanasio de Jerusalén, mártir. 5 de julio.

san atanasioDiácono de la iglesia de la Santa Resurrección y mártir, que fue atrozmente atormentado por el monje hereje Teodosio por reprobarle su impiedad y por haber defendido el Concilio de Calcedonia contra quienes lo impugnaban (451/452).

San Bonifacio de Cartago, mártir. 2 de julio.

San bonifacioDurante la persecución desencadenada por los vándalos (Sigo V) bajo el rey arriano Hunerico, por confesar la verdadera fe católica y un solo bautismo fue sometido en Cartago junto a Liberato, abad, Bonifacio, diácono, Servo y Rústico, subdiáconos, Rogato y Septimio, monjes, y el niño Máximo a crueles tormentos y muertos a golpes de remo en la cabeza mientras estaban tendidos sobre los leños donde los iban a quemar, y así concluyeron el curso de su admirable combate, recibiendo del Señor la corona del martirio.

San Totnano de Turingia, mártir 8 de julio

san totnano

Evangelizó la Franconia y la Turingia oriental. Trabajó y fue compañero de martirio de San Quiliano –su obispo- y San Colomano –presbitero-, Mártir del siglo VII

San Fortunato, mártir, 12 de julio

Diácono del obispo Hermagoras, compartió con él, el martirio. Siglo I.

San Catulino de Cartago, mártir. 15 de julio.

En Cártago, conmemoración de Catulino diácono y mártir y sus compañeros, alabado por San Agustín en un sermón al pueblo, sus restos, junto a los de los compañeros descansan en la basílica de Fausto. Mártir del siglo IV

Beato Gonzalo Henriques, jesuita mártir de Brasil. 15 de julio

Fue martirizado junto al Beato Ignacio de Acevedo y otros 39 compañeros, era estudiante jesuita y diácono (1570 en el Océano Atlántico)

San Barhadbescialas, mártir, 15 de julio

Diácono martirizado en el año 354 bajo el reinado del tirano Sapor II, escribió en arameo unas actas que aún se conservan.

San Sisenando de Córdoba, mártir. 16 de julio.

La hagiografía de San Sisenando, mártir, relaciona el martirio de otros diáconos: Pablo, San Acisclo, Pedro de Astigi, Walabonso. Lo impresionante es que entre sí se invitaron al martirio y juntos los sufrieron, según relata otro diácono San Eulogio (Año 851)

San Elio de Capodistria. 18 de julio.

San elio Muy probablemente nació en Costabona, en la diócesis de Koper, en la segunda mitad del siglo I; fue discípulo de San Ermagora de Aquileia y diácono de Nazario, primer obispo de Koper. Murió un 18 de julio, después de haber construido una iglesia en honor a la Virgen. Hacia final del siglo XVII sus restos fueron colocados bajo el altar de la cripta de la catedral de Koper.

San Pablo de Córdoba, mártir. 20 de julio.

Diácono en tiempos de la dominación musulmana de la Península Ibérica, cuando aleccionado con el ejemplo y la palabra de san Sisenando, no temió echar en cara a príncipes y dignatarios sarracenos la falsedad de su culto, por lo que murió confesando a Cristo como verdadero Dios.

San Jorge de Córdoba, mártir. 27 de julio.

Nació en Belén. Vivió 27 años en el monasterio de San Sabas a las afueras de Jerusalén. El abad David le envió a África a buscar limosnas. De allí partió a Córdoba huyendo de la persecución religiosa. En Córdoba fue muy estimado por sus conocimientos de latín, griego y árabe, lenguas fundamentales en aquella época, así como por su vida santa y de abstinencia. En tiempos de Abd Al-Ranman II hubo una fuerte persecución y el 27 de julio del 852 fue degollado por su fe junto con dos matrimonios cristianos. Estos textos nos han llegado a través de un texto que el propio Jorge dejó a San Eulogio. El relato de su martirio lo conocemos asimismo por Eulogio. Sus reliquias fueron llevadas desde Córdoba a París el 20 de octubre del 858. Por ello la conmemoración de este santo se celebra en este día.

San Pantaleón, mártir, 27 de julio

En Nicomedia, el suplicio de san Pantaleón, médico; el cual, por la fe de Cristo, fue preso de orden del Emperador Maximiano, atormentado en el ecúleo y abrasado con hachas encendidas; pero apareciósele el Señor y le confortó entre los tormentos; por último, atravesado con la espada, consumó el martirio.

. Mártir del año 305. En Constantinopla, Madrid y RAvello, se conservan algunas presuntas reliquias de su sangre y se dice que el fenómeno de la licuefacción ocurre, como en el caso de la sangre de San Genaro.

Santos Prócoro, Nicanor, Timón, Pármenas y Nicolás, primeros diáconos. 28 de julio.

“san nicanorPor aquellos días, como el número de los discípulos iba en aumento, hubo quejas de los llamados helenistas contra los llamados hebreos, porque según ellos sus viudas eran tratadas con negligencia en la atención de cada día.
Los Doce reunieron la asamblea de los discípulos y les dijeron: “No es correcto que nosotros descuidemos la Palabra de Dios por hacernos cargo de las mesas.
Por lo tanto, hermanos, elijan entre ustedes a siete hombres de buena fama, llenos del Espíritu y de sabiduría; les confiaremos esta tarea”
mientras que nosotros nos dedicaremos de lleno a la oración y al ministerio de la Palabra.
Toda la asamblea estuvo de acuerdo y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y Espíritu Santo, a Felipe, Prócoro, Nicanor, Timón, Pármenas y Nicolás, que era un prosélito de Antioquía.
Los presentaron a los apóstoles, quienes se pusieron en oración y les impusieron las manos.
La Palabra de Dios se difundía; el número de los discípulos en Jerusalén aumentaba considerablemente, e incluso un buen grupo de sacerdotes había aceptado la fe” (Hechos 6, 1-7)

Conmemoración de los santos Prócoro, Nicanor, Timón, Pármenas y Nicolás, prosélito este último de Antioquía, que formaron parte de los siete elegidos por la multitud entre los discípulos, por considerarlos llenos de Espíritu y sabiduría, y a los cuales los apóstoles impusieron las manos para que se dedicaran a atender a los pobres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.